El Aceites Abril pasó como un ciclón por el pabellón Judimendi de la capital alavesa derrotando con rotundidad al Vialki Udapa por un claro 0-3 (13-25 / 14-25 / 22-25). El equipo ourensano con una gran actuación en todas sus líneas se afianza en la cuarta plaza de la Primera División Nacional.

Las ourensanas, que contaban con hasta seis bajas, desplegaron un gran juego en equipo sin ninguna fisura ni en ataque ni en defensa, lo que hizo que los tres sets discurrieran de forma similar. El Aceites Abril mantiene el buen juego y las buenas sensaciones con las que comenzó la segunda vuelta y va consolidando un juego coral que las hace muy difíciles de superar en esta liga.

La próxima semana se recibirá en O Pompeo al equipo madrileño del Villalba en una buena oportunidad para continuar la racha de victorias