¿Serán fans de La Vida es Bella Alonso Méndez y Daniel Bolaño?. Pues parece han colgado en el vestuario del Monte da Aira de Velle una frase de la maravillosa película de Benigni que reza lo siguiente «con voluntad se puede hacer lodo. Yo soy lo que yo quiero» y la han grabado en letras de fuego sus jugadoras.

Vaya cambio ha dado el joven equipo ourensano en este 2019, siguen manteniéndose invictas en las cuatro primeras jornadas de la segunda vuelta y con un subidón físico y de juego que, para su primer año en la competición, casi nadie seguro esperaba.

Se suponía un partido trabado, físico y feo en el Chan da Barcia de Pontecaldelas en una tarde fria que no animaba a muchos lujos y asi se presentaban los dos equipos. separados por tres puntos en la clasiflcación, en el terreno de juego.

Las pupilas de Daniel Bolaño, primer entrenador por la ausencia de Alonso Méndez en este encuentro, salían al terreno menos concentradas de lo habitual y esto, unido al partido más físico que proponían sus rivales, hizo que en los primeros 45 minutos se viese un partido con muchas imprecisiones y carente de ocasiones de gol.

Con un merecido empate a cero, se llegaba al descanso. Bolaño juntaba a sus jugadoras en el vestuario y tocaba en la tecla correcta, las jóvenes ourensanas se presentaban sobre el césped del Chan Barcia en la segunda parte con otra cara y, sobre todo, con otra mentalidad.

Comenzaron las visitantes con una marcha más, unida a un aumento de la presión sobre sus rivales y un mayor control del centro del campo desde la entrada de la veterana Alba Rodríguez, que desde su puesto de mediocentro dio otro aire al equipo. Aún asi las ocasiones no aumentaban y parecía que el partido terminaría con el resultado que ya colgaba del marcador al final de la primera parte, pero, cuando algún espectador ya enfilaba la salida del campo, llegó el error de la portera local que permitía a Sabela Meno en el 87 subir el cero a uno al casillero de las ourensanas.

Valiosa victoria, no solamente por los tres puntos, que distancian aún más a sus rivales en la clasificación, sino por la subida de moral que seguro inyecta en un equipo formado por jugadoras tan jóvenes.

Sigue la EFF Rosalía de dulce en este año, 12 de 12 puntos conseguidos, octavos a tres puntos de séptimo, cinco de los quintos y sextos y con una ventaja de seis puntos sobre sus inmediatos perseguidores, la seo Pontecaldelas y el Balaídos CF.