Dos penaltis en los cinco últimos minutos resucitan al Lugo (2-1)

0
Foto: LaLiga

Ficha técnica
2 – CD Lugo: Cantero; Campabadal (Chris Ramos, m.80), Venancio, Diego Alende, Luis Ruiz; Juanpe (Xavi Torrres, m.60), Seoane (Borja Domínguez, m.46); Gerard Valentín, Hugo Rama (Cristian Herrera, m.74), El Hacen (‘Puma’ Rodríguez, m.46); y Manu Barreiro.

1 – CD Mirandés: Raúl Lizoain; Víctor García, Berrocal, Vivian, Jiménez; Javi Muñoz, Meseguer (Mario Barco, m.94), Álex López (Genaro Rodríguez, m.64); Pablo Martínez, Cristo González (Simón Moreno, m.75) y Djouahra (Jirka, m.75).

Goles: 0-1, M.40: Pablo Martínez. 1-1, M.87: Manu Barreiro, de penalti. 2-1, M.92: Manu Barreiro, de penalti.

Árbitro: Ais Reig, del Comité valenciano. Mostró amarilla a Venancio (m.63) y Gerard Valentín (m.66), del Lugo; y a Djouahra (m.65), Javi Jiménez (m.85), Pablo Martínez (m.85), Genaro (m.87) y Lizoain (m.91), del Mirandés.

Incidencias: Partido de la trigésimo novena jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Anxo Carro ante unos 1.800 espectadores.

Lugo, 15 may (EFE).- Dos penaltis en los últimos cinco minutos del partido resucitaron al Lugo, que remontó ante el Mirandés (2-1) y se reengancha a la pelea por la permanencia cuando ya tenía pie y medio en la categoría de bronce.

Chris Ramos provocó las penas máximas, una de ellas señalada por el VAR, y el Lugo rompió así una racha de dieciséis partidos sin ganar, aunque sigue en puestos de descenso.

Con público por primera vez en la temporada en el Anxo Carro, el Lugo se la jugaba ante un Mirandés ya salvado y lejos de la promoción de ascenso. Al césped se trasladó la tranquilidad de los burgaleses y el miedo a fallar de los lucenses, que, de inicio, priorizaron no cometer errores.

El Mirandés, jugó con la ansiedad de los locales, dio buen trato al balón y tuvo la primera opción a los siete minutos con un cabezazo desviado de Pablo Martínez en un saque de esquina.

Los rojiblancos se soltaron un poco, Gerard Valentín dio, como siempre, profundidad al juego y un centro suyo lo conectó en el área Manu Barreiro, que disparó centrado, a las manos de Lizoain a los 28 minutos.

Tanto miedo tenía el Lugo a fallar, que cometió un error flagrante del que se benefició Pablo Martínez a cinco minutos del descanso. Los lucenses fijaron mal la marca y la línea de fuera de juego y el Mirandés no perdonó.

Los gallegos, contra las cuerdas, volvieron del intermedio con otra partitura. Rubén Albés introdujo dos permutas, adelantaron la presión y unos segundos le valieron al panameño ‘Puma’ Rodríguez para calentarle los guantes a Lizoain con un zurdazo.

Fueron los mejores instantes del Lugo, que cargó el juego por los extremos. Gerard Valentín disparó centrado y minutos después cayó en el área ante Javi Jiménez y el árbitro, a instancias del asistente, señaló el punto de penalti pero fue corregido por el VAR.

El bajón que supuso la anulación de la pena máxima afectó al juego de los lucenses, muy tocados anímicamente. Bajaron la intensidad en la presión y el Mirandés enfrió el partido con la posesión. Incluso dispuso de ocasiones para sentenciar, pero se encontró con Cantero en los disparos de Jirka y Javi Muñoz.

El equipo de Miranda de Ebro no selló el triunfo y el Lugo se levantó con dos penaltis en los cinco últimos minutos del partido sobre Chris Ramos, uno por agarrón y otro por un manotazo de Lizoain -que revisó el VAR para corregir al árbitro-. Desde los once metros, Manu Barreiro, con sangre fría, no falló y metió a Lugo de lleno en la lucha por la permanencia cuando parecía desahuciado.