Desde este lunes tomó las riendas del equipo, con la intención de devolverle la confianza en sí mismo y que ofrezca el rendimiento del inicio de temporada.
El nuevo preparador cuenta con una larga trayectoria desde la base hasta categorías sénior. Diego se estrenó en los banquillos como ayudante en el Mera FS y posteriormente en el Cesuras para pasar después por el Troula FS, donde dirigió equipos de numerosas categorías. La pasada temporada ocupó el banquillo del Valdetires FSF, donde realizó una gran labor llevando al equipo hasta el play-off de ascenso a la Primera División femenina.
El técnico dispondrá de dos semanas antes de comenzar la segunda fase donde el equipo se enfrentará a los equipos del subgrupo asturiano leonés, crucial para el desenlace de la liga. El papel se antoja difícil y tocará sufrir pero los jugadores han demostrado que son capaces de sompetir ante cualquier rival.