Foto: CB Breogán

Sabía muy bien el Cáceres P. Humanidad que su visita a tierras lucenses no iba a ser ni mucho menos un partido sencillo, una dificultad que pareció motivar de salida a los hombres de Roberto Blanco. Y es que los verdinegros fueron capaces de romper el intercambio de golpes inicial con el primer triple de la noche a cargo de un Niko Rakocevic que ponía así el primer as sobre la mesa.

El que fuera jugador local inquietaba a un Leche Río Breogán que veía como su rival despertaba en anotación con una atractiva propuesta que generaba los primeros problemas en un equipo que se veía superado en defensa (23-29). Con un primer cuarto casi perfecto, los extremeños fueron creciendo en diferentes aspectos del juego, empezando por un rebote que solidificó los cimientos del primer cuarto y siguiendo por un acierto exterior que solidificó sus deseos de victoria (40-51).

Fue la dirección de Christian Díaz y el coraje del pasional Sergi Quintela lo que trató de reflotar al Leche Río con el comienzo de la segunda parte pero la noche parecía tomar color visitante cuando Ricardo Úriz demostró a base de reparto de juego el gran talento que albergan sus manos y, en especial, cuando el capitán Luis Parejo tiró de elegancia para seguir incrementando las diferencias (60-76).

Apretaron los de casa en el último cuarto con el apoyo de su afición pero, para entonces, el Cáceres tenía ya en el bolsillo un triunfo con el que dar un golpe de autoridad en la competición (85-92).

MVP: Christian Díaz (Leche Río Breogán) – 29 valoración

Nota de prensa de LEB Oro