Foto: Marín PeixeGalego

 

Con el partido marcado en rojo en su calendario, el HLA Alicante llegó a A Raña dispuesto a hacerse con un triunfo clave en sus aspiraciones de permanencia, un mensaje que pareció entender a la perfección un Bamba Fall que activó el modo MVP ya desde los primeros compases para poder cerrar el primer curto con una amplia renta a su favor (14-25).

Un parcial que marcó muy pronto las cartas de uno y otro equipo obligando al Marín Peixegalego a luchar contra el rival y el electrónico en una noche en la que la falta de acierto terminó por condenar a un equipo que se vio superado en defensa ante la capacidad anotadora de los alicantinos.

De este modo, los de Pedro Rivero daban un nuevo paso al frente en una tabla en la que han logrado completar la primera vuelta en balance positivo y puestos de Playoffs (65-97). Marín sigue colista con 2 victorias-15 derrotas y con la permanencia muy complicada.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB