Demasiado castigo el que recibió el Barbadás en A Magdalena ante un Villálbés  que le arrebató un punto en los últimos 5 minutos de partido

 

Racing Villalbés: Viuski, Dani García, Álex, Xusto, Javi Varela, Hugo (Rubén Gómez, min 70), Make, Iago Blanco (Mauro, min 81), Villares, Gerardo (Pablo Vivero, min 89) y Sergio Arias.

UD Barbadás: Berto, Germán Nóvoa, Alfredo, Vieytes, Ocampo, Nacho Currás, Denis, Luis González, Isi (Breogán, min 85), Lamelas y Hugo (Matelo, min 75).

Goles: 1-0, min 9: Xusto, 1-1, min 57: Vieytes; 2-1, min 88: Rubén Gómez; 3-1, min 93: Sergio Arias.

Árbitro: Formoso Sánchez (Ferrol). Amonestó a Javi Varela, Álex, Gerardo; Currás, Vieytes y Alfredo.

Incidencias: A Magdalena (Vilalba). Pobre afluencia de público en sus instalaciones.

 

Pese a perder por 3 goles a uno, los de Peluso dejaron una grata impresión ante el Villalbés, uno de los equipos que está en la pelea por el ascenso empatado a puntos con el cuarto clasificado, el Depor «B», y que junto con el Choco está siendo de lo mejor de la Tercera en este arranque de año. Los ourensanos están acomodados en la 11ª posición con 38 puntos.

 

Pronto se torcerían las cosas para los azulones y Xusto remataría una falta que despejó Berto en primera instancia, y pondría el 1 a cero a los 9 minutos de partido. Pronto volvería el control del juego a los de Peluso que merecieron mucho más en esta primera mitad pero eran lo locales los que se iban al descanso con ventaja.

 

Tras el paso por vestuarios, los azulones no querían marcharse  de vacío a Ourense y Diego Viertes remataba un saque de esquina  libre de marca con certero disparo a media altura. Juego embarullado en medio campo fue la tónica general de todo el encuentro, bastante aburrido para los pocos aficionados que se desplazaron hasta a Magdalena. Los que fueron tuvieron su recompensa, aunque para ello tuvieron que esperar hasta los minutos finales.

En el minuto 88 Rubén Gómez, remató con maestría por encima de Berto un centro de Poratti para hacer el 2-1 y ya en el descuento era Sergio Arias quién levantaba los aficionados de los asientos tras una preciosa vaselina al quedarse solo ante Berto cuando el Barbadás se había idi arriba en busca del empate.