La primera medalla para el equipo español se ha hecho esperar hasta la tercera jornada de competición y ha venido de la mano, o mejor dicho, de las piernas, de David Sánchez, en la modalidad de dos tiempos, tras haber levantado 183 kg., en su tercer intento.

 

Antes, en la modalidad de arrancada, David ha comenzado la sesión con un intento válido sobre 143 kg. Después, tras un gran intento sobre 147 kg., los jueces han percibido una leve flexión en uno de sus codos que han hecho que su veredicto fuese negativo. En vez de resignarse, el almeriense ha salido con más garra que nunca para mover como una pluma esos 147 kg., pero solo ha podido ser séptimo.

Tras los quince minutos de descanso entre las dos modalidades, Sánchez ha empezado el dos tiempos con un intento válido sobre 177 kg. A continuación, los jueces volvían a ser muy estrictos con él y han decidido, de nuevo, que la tentativa, esta vez sobre 183 kg., era nula debido a que su codo izquierdo se ha flexionado.

David sabía que tenía que levantar sí o sí ese peso si quería tener opción alguna de subir al podio, tanto en dos tiempos como en total olímpico. Y vaya si salió con ganas. Tras una cargada muy veloz, ha realizado un jerk que no ha dejado ninguna duda a los jueces para que le dieran como válido el intento. La medalla la tenía asegurada, pero faltaba saber el color. Una vez que el resto de competidores finalizaron su participación, la medalla se ha teñido de bronce. Si la medalla le ha sabido a poco, esos 183 kg. han supuesto una nueva plusmarca nacional.

Finalmente, en total olímpico, es decir, la clasificación general de la competición, David ha sumado 330 kg., lo que le ha situado en la cuarta posición, a tan solo 5 kilos del tercer clasificado. Aquí también ha establecido un nuevo récord de España.

Este resultado es agridulce para David ya que venía con unas expectativas mayores según a como estaba entrenando. Los dos intentos anulados por los jueces no han ayudado a que se colgase alguna medalla más al cuello, no obstante, esta competición ha puesto de manifiesto el gran estado de forma de Sánchez y lo bien que se está adaptando a la nueva categoría de 73 kg.

El podio ha estado conformado por:

1º. Bozhidar Andreev – BUL – 345 kg.
2º. Briken Calja – ALB – 339 kg.
3º. Vadzim Likharad – BLR – 335 kg.

El año pasado, David subió al podio en arrancada y en total olímpico, pero no hay que olvidar que fue en la, ya no existente, categoría de hasta 69 kg.

Desde noviembre del 2018, la Federación Internacional de Halterofilia (en sus siglas en inglés), estableció nuevas categorías de peso corporal, por lo que, desde entonces, cada competición en ellas no tienen nada que ver con los resultados en las antiguas.

Por otro lado, la primera en participar en el día de hoy, ha sido Ana De Gregorio en la categoría de hasta 64 kg., Grupo B. Ana ha finalizado en decimosexta posición con un Total Olímpico de 193 kg., tras haber levantado 90 y 103 kg. en arrancada y dos tiempos, respectivamente.

La madrileña ha comenzado la modalidad de arrancada realizando intento válido sobre 90 kg., pero, en el segundo no ha podido con 93. Para obtener un poco más de descanso, ha solicitado un kilo más para intentar alzar 94 kg., peso que, desafortunadamente, tampoco ha podido solventar. De Gregorio ha clasificado en decimocuarta posición en arrancada.

En el dos tiempos, Ana tampoco ha podido hacer más que el primer intento válido, en este caso, con 103 kg. Después, ha errado sobre 106 kg. en el segundo y tercer intento.

Mañana será el turno de Alejandro González y de Andrés E. Mata en la categoría de hasta 81 kg., Grupo B. Esta competición será a las 15:00 hora local, las 13:00 hora peninsular española.

FEH