David Navarro
Foto: Jacobo León

Foto: Jacobo León

El Monbús Obradoiro se enfrentará este domingo al UCAM Murcia en un duelo de alta tensión que se ha decidido de forma agónica en las últimas temporadas.

El pasado curso, el enfrentamiento en el Palacio de los Deportes de Murcia se decidió con un mate de David Navarro en los instantes finales del partido. Hace dos, fue Artem Pustovyii, ahora en el FC Barcelona, el gran héroe del Obradoiro con una canasta en las últimas décimas.

El propio Navarro ha sido el encargado de atender a los medios de comunicación, a los que ha avisado de la importancia del encuentro para intentar abrir brecha con los puestos de descenso, restando importancia a las dos derrotas sufridas ante los pimentoneros en pretemporada (75-104 y 83-91).

«La pretemporada sirve pero tampoco tanto. Ahora es un momento diferente. Sabemos cómo juegan y la intensidad que ponen en los partidos. Hay que estar preparados para lo que nos vamos a encontrar. Le darán mucha importancia al partido, tanto por su situación en liga como por jugar en casa y contra un rival como nosotros. Es muy importante que todos vayamos mentalizados del partido que nos vamos a encontrar.»

En concreto, el veterano jugador catalán destacó el talento individual y la capacidad física del equipo dirigido por Javi Juárez.
«El Murcia es un equipo muy físico. Intentan buscar el contacto y son muy agresivos en defensa. Además, tienen jugadores de gran calidad individual, capaces de crearse sus lanzamientos y de sacar ventajas con poco. Tenemos que estar al mismo nivel para intentar frenarlos.»
En el apartado individual, David Navarro declaró encontrarse en un buen estado de forma y capacitado para aportar al equipo en todo lo que necesite.
«Me siento bien. Conozco muy bien a todos los jugadores, entiendo el rol que tengo y siempre estoy preparado para entrar en la pista y ayudar en lo que sé hacer. Es baloncesto y hay jornadas en las que las cosas salen mejor que en otras, pero siempre estoy listo para ayudar al equipo.»
De momento, el Monbús Obradoiro solo dispone de once jugadores para preparar el partido. Pepe Pozas, convaleciente del golpe en el ojo sufrido ante el Joventut, ni De Zeeuw, con molestias de rodilla, han participado en las dos sesiones de entrenamientos realizadas esta semana. Por su parte, Ben Simons sigue cumpliendo plazos del esguince de rodilla sufrido hace un mes.