Foto: Álvaro Cycling

La estructura presidida por José Luis Chamorro se adjudicó el prólogo con Mauricio Moreira y en la última etapa Víctor Etxeberria terminó cuarto en la llegada a Viñas de Aliste. Sin cambiar de provincia, al conjunto flúor le esperan durante el fin de semana dos clásicas puntuables para el ranking de la Real Federación Española de Ciclismo.

La cuarta y definitiva jornada de la ronda zamorana estaba plagada de trampas en sus 131,6 kilómetros y los pupilos de Marcos Serrano quisieron desquitarse desde el banderazo inicial en Mahide del agridulce sabor de boca que les había dejado la etapa reina 24 horas antes. Edwin Torres encabezó la carrera al paso por el Alto de Palazuelo (3ª categoría), en el km 11, la primera de las cinco subidas puntuables que presentaba el recorrido.

El líder Josu Etxeberria (Caja Rural) sufrió una avería en esa primera subida, lo que añadió aún más emoción a una infinita sucesión de ataques y contraataques. Cada reagrupamiento era la antesala de una nueva ofensiva, con Torres, Víctor Etxeberria y Mauricio Moreira rodando permanentemente en cabeza durante los primeros 60 km.

Con el navarro y el con el uruguayo, el Vigo-Rías Baixas tuvo doble representación en un corte de 17 corredores que comandó la prueba hasta los últimos 20 km y tanto Moreira como Etxeberria repitieron en el grupo de diez unidades que logró abrir un pequeño hueco en la aproximación a la subida final al Alto de Viñas, de 2ª categoría.

De esa decena de corredores fueron cuatro los que se jugaron la victoria en los últimos metros, con Etxeberria concluyendo cuarto y con el mismo tiempo que el ganador parcial, Raúl García (Lizarte). Además del puesto de honor en la etapa, el ciclista de Estella obtuvo la recompensa de ascender hasta la sexta posición en la general dominada por Josu Etxeberria. Se quedó a 1:16 del maillot amarillo, mientras que en esa tabla final Moreira ocupó la 16ª posición y Torres, la 26ª.

 

Trofeo Ayuntamiento

El ciclismo post confinamiento continuará este fin de semana en Zamora con la disputa de dos pruebas de un día. Este sábado será el turno del Trofeo Ayuntamiento en la capital de la provincia y el domingo se disputará el Trofeo San José, antiguo Iberdrola.

La primera de las dos citas acostumbra a resolverse en una llegada masiva y el Vigo-Rías Baixas tendrá como referencia a Dani Viejo, uno de los mejores velocistas de la categoría. El asturiano buscará imponer su explosividad tras 85 kilómetros con salida y meta en Zamora. El ciclista que se incorporó a la disciplina olívica el pasado invierno procedente del campo profesional tendrá como compañeros a Noel Martín, Víctor Etxeberria, Guillermo Mallo, Juan Carlos Amil e Iñigo González.