Ficha Técnica
Córdoba CF: Kieszek, Loureiro (Jáuregui, m. 68), Quintanilla, Aythami, Galán, Edu Ramos, Aguza, Jovanovic (Caro, m. 83), Alfaro Reyes, m. 55), Narváez y Guardiola.

CD Lugo: Juan Carlos, Leuko, Bernardo, Josete, Kravets, Pita Azeez, m. 53), Seoane, Campillo, Iriome (C. Herrera, m. 64), Fede Vico y Chuli (Mario Barco, m. 82).

Goles: 1-0, m. 79: Guardiola.

Árbitro: Dámaso Arcediano Monestillo (La Mancha). Expulsó a Fede Vico. Amonestó a los visitantes Juan Carlos, Kravets, Seoane, Bernardo, Chuli y Campillo y al local Reyes.

Incidencias: Partido disputado en el campo de El Árcángel ante una gran asistencia de público.

 

En la categoría más igualada de Europa, cada detalle puede suponer un gran cambio en el resultado. La importancia de los detalles marca muchas veces los partidos y el Lugo no tuvo suerte en ese aspecto en Córdoba. Cada gramo de más que caiga sobre un lado de la balanza puede ser determinante para inclinarla y en el Nuevo Arcángel ese criterio de distribución de los mismos fue desfavorable con los intereses albivermellos.

En un partido físico, en el que los hombres de Francisco sufrieron en los duelos individuales, esos detalles impidieron levantarse a los lucenses siempre que lo intentaron. La incomodidad para llevar a cabo su juego, sumada a la expulsión de Fede Vico en el minuto 46, fue una rampa que resultó imposible de remontar por parte del CD Lugo. Aun así, el conjunto amurallado supo resistir las embestidas de un rival ambicioso y sólo cedió por agotamiento. Pero siempre mantuvo un hilo de esperanza hasta el final.

Con un Nuevo Arcángel lleno y el equipo local frente a una de las 13 finales que le quedan para salvar la categoría, echaba a rodar el balón en Córdoba. Parecían salir con la lección clara los hombres de Francisco que comenzaron el partido en campo rival. Suyas fueron las dos primeras aproximaciones al área. Sin embargo, el equipo de Sandoval con el paso de los minutos, con una presión muy alta, comenzó a encerrar a los albivermellos en su campo. No fueron cómodos los primeros 20 minutos para los lucenses que tuvieron que defender hasta cuatro saques de esquina en esa fase, y vieron como Arcediano anuló correctamente un gol por posición adelantada de los blanquiverdes.

El Lugo sólo se sintió cómodo cuando consiguió elaborar jugadas largas y disfrutó por momentos del dominio de la posesión. Pita fue la boya a la que se agarró el equipo para disponer de esas fases de comodidad en la circulación, pero aun así el conjunto amurallado continuó sufriendo en la pelea física, que le impedía imponer su modelo de juego.

Con 0-0 se llegó al descanso. Una pausa que a buen seguro agradecieron los albivermellos tras un primer parcial en el que el poderío físico local les impidió hacer prevalecer su idea de juego.

No pudo empezar con peores noticias la segunda mitad para el CD Lugo. Fede Vico veía la segunda amarilla en una disputa aérea y los de Francisco se quedaban con uno menos con uno menos cuando quedaban 44 minutos por delante. Un torpedo en la línea de flotación del Lugo, que veía como todo el trabajo que se pudo hacer en el descanso se iba por la borda. Tocaba replantear la línea a seguir y Francisco introdujo en el campo a Azeez en lugar de Pita. Pulmones para contener el centro del campo, en un partido en el que el CD Lugo se iba a ver obligado a buscar más el juego directo.

Con tal fin entró Cristian Herrera en lugar de Iriome para formar pareja atacante con Chuli. Sandoval mientras había realizado una permuta de hombre por hombre con la entrada de Reyes por Alfaro. El conjunto califal volcó sus esfuerzos en el juego por banda para buscar las superioridades, mientras el Lugo conseguía mantenerse firme ante la presión de un conjunto local en busca de los tres puntos.

El partido se adentró cada vez más en un juego visceral que, por aquello de los distintos pesos en la balanza de las decisiones, era mal negocio para los de Francisco. El equipo de Sandoval, empujado por su afición, olió sangre y empujó hasta cobrarse la presa. Fue en el minuto 79, cuando Sergi Guardiola empujó al fondo de las redes un centro de Reyes. Los andaluces buscaron más, pero el Lugo supo contener las acometidas y llegó vivo hasta el último suspiro. Eta vez no fue suficiente.

Los hombres de Francisco regresan a Lugo con la mente puesta en una doble cita en casa. El objetivo: hacerse fuertes en casa para poder seguir soñando.

CD Lugo

Foto: LaLiga 123

Comentarios