Goal.com/Foto: LaLiga

Después de unos primeros 25 minutos anodinos, se vivió una hora de partido trepidante. Primero el Valencia tuvo un arreón donde destacaron dos ocasiones clarísimas, una de Rodrigo Moreno y otra de Santi Mina. Pero el Real Betis contestó en los compases finales con un Sergio Canales donde asumió la responsabilidad. De sus botas nació la jugada que terminó culminado Loren justo antes del descanso.

Joaquín tras marcar el gol olímpico – © LaLiga

Tras la reanudación, el Valencia empezó bien y gozó de otras dos oportunidades (Santi Mina que fue objeto de un encontronaco con Joel) y Javi García en propia puerta. Pero respondió el Real Betis mediante el tanto de Joaquín de gol olímpico donde colaboraron Jaume y el VAR. El del Puerto de Santa María ha marcado el tercer gol de la temporada, el undécimo desde su vuelta a la casa verdiblanca.

Pero los cambios fueron fundamentales. El juego se ensuciaría y la inercia fue para el Valencia que merecía marcar, con un protagonista Kevin Gameiro, que no marcaba y asistía en un mismo partido de Copa desde enero de 2016 cuando justo en el Benito Villamarín lo hizo con el Sevilla. El empate llegó al final pero pudo hacerlo mucho antes si Cheryshev no se hubiera topado con el palo tras otro jugadón de Kevin Gameiro, el gran protagonista de este primer envite de la eliminatoria.

Unas semifinales que se decidirán en tres semanas. Un resultado que ya tiene un antecedente en la historia de la Copa del Rey, porque Betis y Valencia ya empataron a dos en los cuartos de final de 1964. En la vuelta el conjunto che venció por 2-1. Veremos si se repite la misma historia.