Goal.com/Foto: LaLiga
Salió mejor el conjunto blanco, aplicando una fuerte presión sobre la salida de balón del conjunto azulgrana. Se adelantó en el marcador por medio de Lucas Vázquez cuando apenas habían transcurrido nueve minutos. Con transiciones eléctricas, creó problemas en la defensa local y disfrutó de oportunidades para haber ampliado su renta en el marcador. Al equipo de Valverde le costó comenzar a generar oportunidades de gol y Lenglet tuvo la más clara del primer periodo con un remate de cabeza al larguero. 
En el segundo periodo, el Barcelona intensificó su dominio, aunque sin gozar de demasiadas oportunidades de gol. Malcom puso las tablas en el marcador en un momento de mucho sufrimiento para los de Solari. Messi irrumpió en el ecuador del segundo periodo, pero la presencia del argentino no hizo variar el rumbo del partido y el equipo madrileó pudo aguantar el resultado. El equipo de Solari obtiene un gran resultado en este partido de ida de las semifinales de Copa del Rey. 
El Real Madrid ha marcado en sus últimos 15 partidos como visitante ante el Barcelona en todas las competiciones (26 goles), su mejor racha marcando fuera en la historia de el Clásico.   El Real Madrid ha conseguido 15 veces un 1-1 del partido de ida fuera de casa en Copa. Solo una vez, ante el Sporting en 1981, cayó eliminado al perder en el Bernabéu 2-3.

Los culés necesitan ganar en el Bernabéu para eliminar a los blancos. E incluso un empate con cualquier resultado por encima de dos goles, como el 2-2 ó  el 3-3…. El único resultado que llevaría a la prórroga sería que se repitiera el 1-1 en Chamartín. Mientras que a los madridistas les valdría cualquier victoria en el Bernabéu ante el Barcelona e incluso el empate sin goles para pasar a la final.