Tras la marcha del Presidente, Julio Prol en el mes de noviembre y del directivo Óscar Álvarez «Vivian» aunque no se llegó  a firmar hasta el pasado 1 de marzo, las aguas bajan revueltas en el club aunque deportivamente las cosas no andan mejor, ya que han descendido a Tercera División.

 

La directiva del  Sala Ourense sale al paso del comunicado realizado por parte de su equipo filial así como de las graves acusaciones realizadas por parte del plantel hacia sus directivos y de su ex-entrenador Abel: » Destituimos a Abel no por haberse reunido con Prol y Vivian si no por estar haciendo un proyecto paralelo tocando a jugadores del primer equipo. Además, tenemos mensajes de WhatsApp con amenazas personales hacia Víctor Sousa». Desde la junta directiva del Sala Ourense no entienden ni comparten este comunicado: » 3 años currando como esclavos gratis y poniendo dinero de nuestros bolsillos y tener encima que aguantar todo esto». 

 

Desde el club han emitido el siguiente comunicado: 

 

La JUNTA DIRECTIVA del SALA OURENSE 2014, EXPONE:

Ante el comunicado emitido ayer por parte de 13 miembros del equipo filial, nos vemos en la obligación de defendernos y replicar ante tan graves y falsas acusaciones.

 

 

  • PRIMERO, cierto es que el pasado 10 de Noviembre el anterior presidente, que presentó su dimisión siendo efectiva el día 1 de marzo – no quisimos sacarlo a los medios ya que no es nuestro estilo-, optamos por seguir trabajando y manternos al margen.

 

  • SEGUNDO, analizando la información del mismo, no entedemos cómo pueden decir que miembros de nuestro club han tratado con “menosprecio absoluto” y “en casos vejatorios”, ya que para llegar a manifestar palabras de tal magnitud hay que argumentarlo y presentar pruebas.

 

  • TERCERO, ante el punto de que no contamos con los jugadores del filial y los utilizamos como un mero instrumento económico, nuestra Junta Directiva quiere manifestar que esta temporada 5 jugadores del equipo filial y 3 del juvenil han participado con el primer equipo en partidos oficiales. A su vez, ante la queja de que los utilizamos para aprovecharnos de ellos de modo económico, todo lo contrario, ya que tuvimos que utilizar dinero presupuestado para el primer equipo en gastos del filial, dado que la filosofía del club desde su inicio es que cada jugador colabore vendiendo carnets, concretamente 15 cada uno,con el único objetivo de cubrir parte de los gastos del club y nunca con fines lucrativos.

 

  • CUARTO, debido a que la venta de carnets no se llevó a cabo porque reconecemos que desde el club no dejamos claro en septiembre que fuera obligatorio hacerla, se genera el malestar porque entienden que no tienen que venderlos. No obstante, en enero se les recuerda a través de su entrenador que vendan los carnets, información que presuntamente no les transmitió.

 

  • QUINTO, nos reunimos con la plantilla del filial para intentar resolver la situación, puesto que tras la destitución del entrenador, los jugadores se plantan y dicen que no juegan, exceptuando a dos. El cese del entrenador se debe a que tenemos información contrastada de que está realizando un proyecto paralelo con los jugadores del filial, llegando a tocar a jugadores del primer equipo, además de por insultos y amenazas a uno de los entrenadores del primer equipo entre otras cosas.

 

Y dejando todo claro las opciones que les dimos fueron las siguientes:

  • En una primera reunión se les comunica que queremos llegar a un acuerdo y que sigan compitiendo, pero los gastos que quedan para finalizar la temporada – que ascienden a 995 euros – tendrían que asumirlos ellos si querían mantener a su entrenador. Como manifiestan que sólo seguirán compitiendo con él, se les ofrece la posibilidad de firmar un papel ante notario en el cual le cedemos la plaza conseguida deportivamente, bien sea en provincial o autonómica, asumiendo ellos los 995 euros citados; esta opción les parece idónea y nos comunican que lo van estudiar. Al día siguiente, recibimos la llamada de uno de los jugadores, el cual dice: ”lo hablamos con el anterior presidente y dice que no se fía de ese papel porque se puede romper en cualquier momento”. De esto modo, no se consigue llegar a un acuerdo.

 

  • El club asume 540 de esos 995 euros y ellos el resto a través de la venta de 5 carnets cada uno. Lo valoran y nos dicen que sólo están dispuestos a vender 2 carnets, con lo que nuevamente no llegamos a un acuerdo.

 

  • En la última reunión llevada a cabo se comunica la última propuesta para intentar llegar a un acuerdo, que es: o el club asume 540 euros y ellos el resto (que es el coste de 7 arbitrajes) o se retira el club de la competición. Ante esto aún estamos esperando respuesta. La siguiente jornada acceden a jugarla pagando el arbitraje (único arbitraje que pagan en toda la temporada), pero a los siguientes partidos ya no se presentan. Para evitar ser excluídos y adulterar la competición, el club comparece con un jugador a los partidos siguientes. En esta situación nos encontramos actualmente.

 

  • SEXTO, el punto que hace referencia a que los padres están asumiendo los gastos de arbitrajes y demás del equipo juvenil no es así, ya que todos los gastos a día de hoy están cubiertos integramente por el club.

 

POR ÚLTIMO, cualquier duda en relación a la gestión que estamos realizando del club, estamos dispuestos a aclararlas.

Expresamos que nuestra intención y filosofía es trabajar para el deporte ourensano, especialmente entre los jóvenes, fomentando el deporte de base sin ningún ánimo de lucro.

 

FIRMADO:

ANTONIO SANMIGUEL RODRÍGUEZ   34990965-F

AITOR ÁLVAREZ PRADO                           76729269-G

JOSÉ VÍCTOR SOUSA RODRÍGUEZ       34971400-S

LUIS FERREIRO FERRARES                     34985663-H      

LUIS JESÚS IGLESIAS FERNÁNDEZ       44489653-V