Con Real Madrid y Fc Barcelona como claros equipos favoritos a la victoria final, y el Atlético de Madrid como tercera fuerza del torneo, una serie de otros campeonatos se formarán por debajo, tanto para ver quién podrá acceder al cuarto lugar, que significa Champions League, tanto para ver quién irá a la próxima edición de la Europa League. Entre los equipos que lucharán para un puesto europeos, estará sin duda el Celta Vigo, que ha pasado de la gestión del argentino Eduardo Berizzo a la del navarro Carlos Unzué, ex segundo entrenaodor de Luis Enrique en el Barcelona y experto de jugadas tácticas y de salidas con el balón desde la portería.

El conjunto vigués, de hecho, es uno de los principales favoritos según las previsiones de Sports Bwin para hacer una buena temporada en la Liga, sobre todo por la buena pretemporada que ha protagonizado este verano. En la preparación al campeonato, además de lucirse por su juego asociativo y con el balón, el Celta ha endosado una paliza de 4-0 a la Roma, equipo que la temporada pasada ha llegado segundo en la tabla en Italia detrás de la Juventus. Es decir que el equipo entrenado por Unzué puede llegar a ser una de las sorpresas de la temporada que viene, debido al desparpajo y a la valentía que pone en muestra en sus exhibiciones.

El conjunto liderado en la delantera por Iago Aspas, uno de los mejores anotadores de la temporada pasada en Liga y uno de los candidatos a vestir el 9 de la selección española en los próximos meses, expresa un fútbol divertido que le ha proporcionado una serie de admiradores dentro y fuera del país. Con las jugadas estratégicas de Unzué, que ya armaba las de Barça, el Celta puede entonces sorprender para bien en la temporada que está empezando, aunque las dos derrotas de las dos primeras jornadas con sendas remontadas del equipo contrario han bajado un poco los ánimos en la ciudad olívica.

En cambio, el Deportivo La Coruña no atraviesa un momento muy fácil. El único conjunto gallego capaz de ganar en una ocasión la Liga, cuando fue del famoso SuperDepor y era entrenado por Javier Irureta, ha tenido que sufrir para no bajar la temporada pasada, aunque se haya llevado la satisfacción de ganarle al Barcelona delante de su público. Sin demasiadas pretensiones, los hombres de Pepe Mel, que ha actuado una pequeña revolución luego de su irrupción a Riazor para dar linfa nueva al equipo, puede contar con el fichaje de Adrián, que llega desde el Oporto para dar más experiencia y calidad al ataque.

Pese a no haber cuajado ningún otro fichaje mediático, el conjunto coruñés intentará hacer lo posible para protagonizar una temporada mejor que la pasada, con el objetivo de mantener la categoría pero sin el sufrimiento que manifestó en la campaña 2016-17, aunque, al menos sobre el papel, esté bastante lejos de su rival de siempre, el Celta.

 

Comentarios