Madrid, 7 ene (EFE).- El Huesca se unió a la lista de “víctimas” de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey, tras quedar apeado este jueves de la competición, al caer por 2-1 ante el Alcoyano, conjunto de la Segunda División B, en una jornada en la que el Valencia, vigente campeón, certificó su clasificación para los dieciseisavos de final tras golear por 1-4 al Yeclano.

El conjunto oscense se unió al Celta de Vigo, Getafe y Atlético de Madrid, los otros tres “Primeras” que cayeron eliminados en esta ronda, tras verse superado por un Alcoyano, que incluso se permitió el lujo de fallar un penalti.

Pero ni aun así logró evitar la sorpresa el Huesca, que siempre fue a remolque de un Alcoyano que se adelantó a los 16 minutos de juego con un gol (1-0) de Jona.

Logró reaccionar el equipo aragonés, que pareció hacer imperar la lógica, al igualar la contienda (1-1) antes de llegar el descanso con el tanto a los 38 minutos del centrocampista Jaime Seoane.

Pero el Alcoyano hizo valer su intensidad en una segunda mitad, en la que el equipo alicantino gozó a los 64 minutos de una inmejorable ocasión para ponerse de nuevo por delante en un lanzamiento de penalti que Jony Ñíguez no acertó a transformar.

Un error que no frenó al equipo local que siguió buscando la portería del Huesca hasta encontrar su premio a falta de seis minutos para la conclusión con el gol de Jorge Moltó que estableció el definitivo 2-1 que certificó la eliminación del Huesca.

Una eliminación que logró evitar en la prórroga el Eibar, tras imponerse por 3-4 a Las Rozas, equipo de la Segunda División B, en un choque en el que el conjunto “armero” se vio condenado al tiempo extra, tras dejarse escapar una renta de 0-3.

Ni los tempraneros tantos del japonés Yoshinori Muto y Quique, que situaron al Eibar con una ventaja de 0-2 a los 18 minutos de juego, ni el posterior tanto de Pedro León, que firmó el momentáneo 0-3 a los 69, evitaron el sufrimiento a los de Mendilibar.

Y es que cuando todo parecía a favor del cuadro guipuzcoano llegó la reacción de Las Rozas, que forzó la prórroga, al lograr igualar la contienda con tres goles entre los minutos 73 y 79, que pusieron contra las cuerdas al Eibar.

Pero el equipo “armero” acabó imponiendo la lógica y certificó su clasificación, tras acabar con el sueño del equipo madrileño, gracias a un gol de Sergi Enrich, que firmó el definitivo 3-4 en el segundo tiempo de la prórroga.

Pero si el Eibar sufrió ante Las Rozas, no menos padecimientos vivió el Cádiz, que tuvo que esperar a la tanta de penaltis para doblegar por 4-5 al Pontevedra, equipo de la Segunda B, tras concluir con empate 0-0 la prórroga.

Una ronda de penaltis en al que el portero del Cádiz David Gil, que ya había salvado a los gaditanos con una sensacional intervención con el pie en la prórroga, se convirtió en el gran protagonista, tras detener el último y definitivo lanzamiento al defensa local Churre.

Muchos menos apuros pasó el Valencia, el vigente campeón, que escarmentado por los numerosos apuros que pasó en la primera ronda ante el modesto Terrassa, equipo de la Tercera División, saltó al estadio de la Constitución de Yecla dispuesto a resolver la eliminatoria por la vía rápida.

De hecho, apenas habían transcurrido nueve minutos de juego cuando los de Javi Gracia, que de nuevo volvió a apostar por un once plagada de los menos habituales, ya vencían por 0-2 gracias a los tantos del surcoreano Kang-in Lee y el serbio Uros Racic.

Un resultado que no aplacó la voracidad de un Valencia que antes de llegar al descanso amplió todavía más su ventaja (0-3) por medio del delantero Rubén Sobrino.

Contundente marcador que dejó en una mera anécdota el tanto del Yeclano, que recortó la desventaja a los dos minutos de la segunda parte con un tanto (1-3) de Alberto Oca, al que respondió siete minutos después el portugués Thierry Correia, que se resarció de su error en el tanto local, al firmar a los 54 minutos el definitivo 1-4.

Tampoco falló el Real Sporting de Gijón, equipo de LaLiga SmartBank, que certificó su clasificación para los dieciseisavos de final al imponerse por 0-1 al Amorebieta, gracias a un gol de Cristian Salvador a falta de un cuarto de hora para la conclusión.

Una ronda en la que no estará el Sabadell, que cayó eliminado del torneo, tras caer este jueves por 2-0 en la tanda de penaltis ante el Peña Deportiva, equipo de la Segunda División B.

El conjunto arlequinado, que se vio condenado a la rueda de penas máximas tras ser incapaz de pasar del 0-0 tras ciento veinte minutos de juego, evidenció su falta de pegada al errar los cuatro lanzamientos que intento en la ronda de penaltis.

Una rueda de penaltis que el Girona logró evitar en el último segundo, tras imponerse por 2-1 al Lugo, gracias a un gol del central ruguayo Santi Bueno en la prolongación de la prórroga.

El equipo catalán que llegó a los últimos ocho minutos de juego del tiempo extra por detrás (0-1) en el marcador, dio la vuelta a la contienda en un eléctrico final con los tantos en propia meta del guineano Marcelo Djalo y el charrúa Santi Bueno, que se estrenó como goleador en el fútbol profesional al firma en el minuto 122 el definitivo 2-1 para el Girona.