Foto: Balonmán Cangas

Ficha técnica
22 – Bidasoa-Irún (12 +10 ): Rangel (p), Cavero (2, 1 p), Zabala (4), Serrano, Renaud (2), Rodrigo Salinas (2), Azkue (3, 1 p.) -siete inicial-, Ledo (ps), Aldaba (1), Kauldi (3), Esteban Salinas (1), Barthe (1), De la Salud, Tesoriere y Seri (3).

22 – Frigoríficos Cangas do Morrazo (11+11): Díaz (p), Vujovic (2), Cancio (2), Gavidia, Cerqueira (3), Menduiña, Muratovic (4) -siete inicial-, Fernández (ps), Simes (3, 1 p.), Aranda, Soliño (3), Chapela (4), Iglesias (1), Mitic y Castro.

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 5-3, 7-4, 8-6, 11-8, 12-11 (descanso); 14-13, 15-15, 18-16, 21-18, 21-20.

Árbitros: Alvarez y Bustamante. Excluyeron al local Barthe.

Incidencias: 1.400 espectadores en Artaleku.

Irún, 9 mar (EFE).-  El equipo irundarra empezó muy enchufado (2-0 y 5-2) con sus habituales señas de identidad de defensa y portería. Con el 5-2 ya había metido tres goles de contraataque e incluso desperdiciado algunas posesiones y llegó el tiempo muerto visitante.


Con los precedentes y la clasificación en la mano se podría pensar en un paseo militar, pero el Cangas de Morrazo no estaba dispuesto a asumir tan rápidamente el papel de víctima. Si bien a los gallegos les siguió trabajo el ataque, en defensa mejoraron sus prestaciones y el partido se equilibró.

De hecho, aquella renta máxima de tres goles quedó como el tope en todo el primer tiempo, con un par de ocasiones para los irundarras de cobrarse tres goles, pero que no fructificaron.

Del 12-9 con dos golazos consecutivos de Seri se pasó al 12-11 (Cancio y Simes) e incluso el equipo visitante tuvo una última posesión para irse al descanso con empate pero al mismo se llegó con un inesperado 12-11 y todo por resolver en el segundo tiempo.

En la reanudación llegaron los primeros empates desde un muy lejano 2-2 e incluso con 15-15 Soliño acabó una buena penetración en el poste.

Un par de contraataques y un gol de raza de Azkue pusieron el 21-17 y parecía que las aguas iban a su cauce, pero el Bidasoa-Irun estuvo diez minutos sin marcar y encajó un parcial de 0-5 que puso al equipo visitante por delante 21-22.

A falta de veinte segundos Ledo detuvo un penalti a Menduiña y en la contra posterior Zabala desde el extremo estrelló el balón en el poste.

Comentarios