Foto: Roland Garros

Luis Miguel Pascual – París, 29 sep (EFE).- Roberto Bautista, Alejandro Davidovich, Roberto Carballés y Paula Badosa superaron este martes la primera ronda de Roland Garros, en la que se quedó Jaume Munar, a punto de dar la sorpresa ante el griego Stefanos Tsitsipas.

El mallorquín era quien tenía una papeleta más difícil en la tercera jornada del torneo, que contará con nueve españoles en segunda ronda, puesto que en los días previos lograron la clasificación Rafa Nadal, Pablo Carreño, Albert Ramos, Pedro Martínez y Garbiñe Muguruza.

Bautista, cabeza de serie número 10, superó tras un bache inicial al francés Richard Gasquet, al que acabó derrotando por 7-6 (5), 6-2 y 6-1 en algo menos de dos horas de juego.

Fue la victoria número 60 en un Grand Slam del jugador de Castellón, que se medirá contra el húngaro Attila Balazs, verdugo del japonés Yasatuka Uchiyama por 6-2, 6-3 y 7-5.

Gasquet, que no perdía en primera ronda de Roland Garros desde 2010, dominó los primeros compases del partido, hasta que Bautista ajustó su tenis y fue remontando.

Su victoria 50, en todos los torneos, consiguió Roberto Carballés, una de las más fáciles de su carrera, contra el estadounidense Steve Johnson, por 6-1, 6-1 y 6-0.

«Ha sido uno de los partidos más llevaderos de los últimos años, ha salido todo rodado, se ha juntado que yo no fallaba ninguna pelota y que él estaba agobiado buscando golpes ganadores y ha cometiendo errores no forzados», analizó el español.

El año pasado en segunda ronda rozó la remontada contra el serbio Filip Krajinovic, que había ganado los dos primeros sets y tuvo que aplicarse en el quinto que acabó 8-6.

Carballés, 101 del mundo a los 27 años, se medirá por un puesto en tercera ronda contra el canadiense Denis Shapovalov, noveno cabeza de serie, que derrotó al veterano francés Gilles Simon por 6-2, 7-5, 5-7 y 6-3.

RETORNO DE DAVIDOVICH

Davidovich firmó su primer triunfo en Grand Slam a los 21 años, después de que el curso pasado perdiera en su debut en Roland Garros, donde entró rescatado de la fase previa.

En un partido que estuvo interrumpido por la lluvia, el malagueño se impuso al joven francés Harold Mayot, invitado por la organización, por 7-6 (5), 6-3 y 7-5.

«Es de locos como en un año cambia el juego de una persona», reflexionó el jugador, que ha aprendido a mirar con más calma su paso por el circuito y que el año pasado logró entrar en el cuadro final rescatado de la fase previa.

El español, semifinalista júnior en París en 2017, no se pone metas en el torneo.

BADOSA SE UNE A MUGURUZA

En el cuadro femenino, Badosa, 87 del mundo a los 22 años, siguió los pasos de Muguruza, que se había clasificado la víspera, y se impuso en primera ronda a la ucraniana Kateryna Kozlova por 6-2, 4-6 y 6-3 en dos horas y dos minutos.

Fue la segunda victoria en un grande de Badosa, que ya había ganado un partido en el Abierto de Australia de este año.

Su próxima rival será la estadounidense Sloane Stephens, 29 cabeza de serie y ganadora del Abierto de Estados Unidos de 2017, que derrotó a la rusa Vitalia Diatchenko por 6-2 y 6-2.

La nota negativa la firmó Munar, que llegó a dominar por dos sets a cero al griego Tsitsipas, quinto cabeza de serie, pero no remató la faena y acabó víctima de una remontada: 4-6, 2-6, 6-1, 6-4 y 6-4 en 3 horas y 12 minutos.

El español de 23 años cayó por segundo consecutivo en la primera ronda de un torneo en el que fue finalista júnior hace seis temporadas.