Redacción Deportes, 29 noviembre.- Las selecciones de Inglaterra y Francia jugarán el 6 de diciembre en Twickenham la final de la Copa de Otoño de Naciones de rugby tras ganar este sábado a Gales (13-24) e Italia (36-5), respectivamente, y acabar como únicos invictos en los tres partidos de la fase de grupos.

Inglaterra se impuso a Gales por 13-24, lo que le permite acabar la primera fase como primera del Grupo A , pase lo que pase en el Irlanda-Georgia de este domingo.

Tras ganar a Georgia el 14 de noviembre (40-0) y a Irlanda siete días más tarde (18-7), el XV de la Rosa sumó su tercera victoria a costa de un equipo galés que se adelantó pronto 7-0 con un ensayo de Johnny Williams transformado por Leigh Halfpenny.

Los hombres de Eddie Jones reaccionaron pronto y lograron ponerse por delante (7-11) antes del descanso merced a un ensayo de Henry Slade y dos golpes de castigo convertidos por Owen Farrell.

Inglaterra empezó a poner tierra de por medio en la reanudación con un nuevo ensayo, de Mako Vunipola, transformado por Farrell, a los que respondieron los galeses para acercarse 13-18 con dos puntapiés de castigo seguidos de Dan Biggar. Ahí se acabó la anotación local.

Dos golpes de castigo en la recta final de Owen Farrell sellaron la tercera victoria de los ingleses, que pelearán por el título de la Copa de Otoño contra el ganador del Grupo B. Francia juega esta noche contra Italia para tratar de arrebatar el liderato de esa llave a Escocia, líder provisional con 11 puntos, dos mas que el XV del Gallo.

Desde que se hizo cargo del equipo el neozelandés Wayne Pivac, Gales acumula siete derrotas en nueve partidos.

Más tarde, Francia se metió en la final del 6 de diciembre como lìder del Grupo B al sumar ante Italia (36-5) su tercer triunfo. Antes había ganado a Fiyi (victoria concedida por 28-0 por ausencia del rival) y Escocia (15-22).

Los franceses cobraron ventaja a los dos minutos con un golpe dr castigo de Matthieu Jalibert, pero Italia se recompuso momentáneamente para ponerse por delante 3-5 con un ensayo de Carlo Canna. Pero ahí se detuvo la producción anotadora transalpina.

Después llegaron cuatro ensayos, obra de Jonathan Danty, Gabin Villiere, Baptiste Serin y Teddy Thomas -los tres primeros transformados por Jalibert- que dejaron un partido sin más historia. En el último suspiro FRancia selló el 36-5 con un nuevo ensayo, éste de Sekou Macalou y transformado por Louis Carbonel.