Foto: RC Deportivo

 

A Coruña, 9 abr (EFE).- La jugadora del Dépor Abanca Athenea del Castillo, internacional en las categorías inferiores de la selección, ha considerado que la temporada de su debut y la del equipo gallego en la élite ha sido de «ensueño» y ha deseado poder terminarla en el campo con la reanudación de la competición después de la COVID-19.

«La valoración que hago de la temporada es que ha sido increíble y muchas de nosotros estamos cumpliendo nuestro sueño, debutando en la máxima categoría. Es una temporada de ensueño», comentó en una rueda de prensa telemática.

La delantera ha renovado su contrato recientemente por el Deportivo, club al que llegó el pasado verano: «El Dépor ha vuelto a apostar por mí y yo por ellos», indicó la jugadora, quien sostuvo que «el proyecto» del equipo blanquiazul es «de futuro» porque «muchas» futbolistas son «jóvenes» y el club está «intentando mantener el grupo».

Respecto a la posibilidad de que el club planteé una reducción de salarios, explicó que lo que les han dicho es que estén «tranquilas» y que les «irán informando de todo».

«Queremos que la competición se reanude, como todos los equipos de la Liga porque jugando al fútbol es como somos felices», señaló. Además, repasó su polémica salida del Racing de Santander la temporada pasada para unirse al Deportivo.

El club coruñés se hizo con los derechos de la futbolista ofreciéndole un contrato profesional y la inscribió en la Federación, pero el Racing Féminas, con el que tenía licencia de jugadora aficionada, presentó una reclamación y el organismo estatal rechazó inicialmente la inscripción del conjunto deportivista.

Además, la entidad cántabra tenía intención de denunciar la situación ante el Comité de Competición, pero finalmente desistió de hacerlo y la dejó libre.

«Después de haber estado en Santander seis años (desde los 11), que no te dejen abandonar tu casa es muy duro, sobre todo porque llegué siendo una cría, llena de ilusión. Lo llevaba bien porque sabía que en el fondo iban a dejar irme y consideraba a muchos allí como parte de mi familia», apuntó.

Relató que en el Racing le «dijeron unas cosas que no se cumplieron y publicaron cosas que no eran ciertas». «Es algo que me molestaba, aunque entendía su parte. Solo tengo palabras de agradecimiento para el Racing», aseguró.

La futbolista afirmó que está «muy contenta en A Coruña» y abogó por «vivir el presente» y no pensar en el futuro, que es incierto.

Por ahora ya ha «cumplido un sueño», el de llegar a la élite del fútbol nacional y, tras haber competido en las categorías inferiores de la selección, desea «una convocatoria con la absoluta».