Foto: RC Celta

Ficha técnica
2 – RC Celta: Iván Villar; Kevin Vázquez, Araujo, Fontán, Juncá; Jorge Sáenz, Brais Méndez; Baeza, Emre Mor, Vadillo; Santi Mina. También jugaron Hugo Mallo, Aidoo, Olaza, Tapia, Nolito, Iago Aspas, Miguel y Gabriel “Toro” Fernández.

0 – CD Lugo: Cantero; Iriome, Pedro, Alende, Canella; Borja, Seoane, Pita, Hugo Rama; Cristian Herrera y Manu Barreiro. También jugaron Varo, Marcelo, Carrillo, Sebas Moyano, Campadabal, Julen, Alex Rey, Escobar, Matías, Castellano, Quindimil, Dani Vidal, Morais y Núñez.

Goles: 1-0 Emre Mor, min.66; 2-0 Iago Aspas (p), min.81.

Árbitro: Rodríguez Fernández. Amonestó a Hugo Rama, Seoane y Manu Núñez por parte del CD Lugo.

Incidencias: Encuentro amistoso disputado en el estadio Abanca Balaídos.

Vigo, 2 sep (EFE).- Un Celta de Vigo falto de ideas hasta la entrada de Iago Aspas y Nolito sumó su primera victoria de la pretemporada ante el CD Lugo (2-0), en su segundo amigable veraniego a falta de diez días para su estreno liguero ante el Eibar, en el cual volvió a marcar el extremo turco Emre Mor antes de que sentenciara Iago Aspas.

Óscar García Junyent apostó de inicio por un once sin muchos de los habituales titulares, y eso lo acusó su equipo. Dominó a su rival, tuvo más la pelota y presionó bien en campo contrario, pero fue incapaz de generar peligro. Únicamente con un cabezazo de Miguel Baeza, tras un centro de Juncá, amenazó a Cantero (min.4).

Cierto es que el Lugo tampoco asustó a Iván Villar, salvo en la primera acción del partido -minuto 2- tras un monumental error en la salida del central Néstor Araujo, que entregó el balón a Manu Barreiro, quien estrelló su remate contra el cuerpo del portero celeste en el mano a mano.

Con algún disparo lejano de Brais Méndez lo intentó, sin éxito, el Celta, hasta que la entrada de Iago Aspas y Nolito en el segundo tiempo revolucionó el encuentro. A partir de ahí, el dominio vigués fue aplastante. Ambos dieron otro aire a un equipo que en diez minutos generó más peligro que todo en el primer acto.

Emre Mor conectó bien con sus nuevos compañeros de ataque, y eso le permitió lucirse. El turco sigue empeñado en ganarse la confianza de Óscar García. Esta tarde volvió a marcar tras una asistencia de Aspas, que había recibido un espectacular pase de Nolito.

En la recta final, Iago Aspas cerró la victoria de los suyos al transformar un penalti que él mismo forzó por un riguroso empujón de Carlos Pita cuando ya había driblado al portero Varo.