Foto: LaLiga

 

EFE (Vigo).- «Iago Aspas continuará luciendo hasta 2023 el escudo que tantas veces ha señalado con orgullo y pasión en los estadios de todo el país. El canterano forma ya parte de la historia del club por sus impresionantes cifras y la oportunidad y el valor de sus goles. Esta historia tendrá nuevos episodios, al menos, hasta el centenario», señala la entidad en su comunicado.

Tras dos años sin minutos en Liverpool y Sevilla, el delantero regresó en el verano de 2015 al equipo en el que se formó para conducirlo a su primera semifinal de la Europa League. Las últimas dos temporadas fue el máximo goleador español en LaLiga con 19 y 22 tantos, respectivamente.

El internacional español Iago Aspas afirmó, tras ampliar su contrato con el Celta de Vigo hasta el 2023, estar «muy contento» de poder seguir en el club en el que deseaba continuar su carrera, y apuntó que su reto es «batir todos los récords posibles».

«Quiero jugar muchos más partidos y me gustaría llegar a ser el máximo goleador. Es cierto que está muy, muy difícil, pero nunca me lo han puesto fácil y he seguido luchando para conseguir todo», declaró el delantero celeste a los medios oficiales del club.

Aspas recordó que sus inicios en el Celta, «primero como aficionado, luego como recogepelotas y futbolista», e insistió en que su prioridad era continuar jugando en su «casa» pese a contar con ofertas económicamente superiores.

«Ofertas siempre hubo y, seguramente, siempre habrá, pero con esta renovación quiero cerrar las puertas con el club porque estoy muy contento de seguir en el Celta. Para mí lo es todo», reconoció, para quien lo vivido en el partido de Liga contra el Villarreal será inolvidable.

«El partido más importante fue contra el Villarreal. En el descanso estábamos muertos y con esa charla del míster y tirando de todos un poco lo sacamos adelante», dijo Aspas, para quien la salvación está «al cincuenta por ciento» en la victoria frente al Girona este sábado.

 

Comentarios