Foto: LaLiga

Moaña (Pontevedra), 28 Jul (EFE).- El internacional español Iago Aspas fue recibido con honores por sus vecinos y amigos en el «rebautizo» del campo de fútbol de su localidad, Moaña, que desde este domingo Iago Aspas Juncal-O Casal.

El delantero del Celta de Vigo, muy emocionado, agradeció a sus padres su «esfuerzo» para sacar adelante a una familia «humilde» y hace realidad su sueño de ser futbolista profesional.

«No me quiero olvidar de mi abuelo, que falleció hace poco. Hoy le hubiera gustado estar aquí», afirmó, con la voz entrecortada, Iago Aspas, quien después jugaría con el filial del Celta de Vigo los primeros quince minutos de la segunda parte del amigable contra el CD Moaña, su otro equipo.

«Para la familia es un orgullo que el campo de nuestro pueblo lleve el apellido de nuestros padres», dijo su hermano mayor Urbelino, quien presenció desde el palco de honor, junto a la mujer de Iago y el resto de familiares, el saque de honor de su madre María.

La alcalde de Moaña, Leticia Santos, no dudó en hablar de Aspas como «el mejor embajador» de nuestro pueblo», y agradeció que todos los partidos políticos de la corporación respaldaran la iniciativa promovida por la Peña Iago Aspas.

Tras disputar quince minutos del partido, que acabó ganando el Celta B por tres goles a cero, Iago Aspas regaló su camiseta a uno de los aficionados y también las botas con las que jugó a uno de los niños de las categorías inferiores del CD Moaña.