Foto: ESPN

Mientras los Golden State Warriors continúan en lo más alto de la Conferencia Oeste después de vencer a los 76ers esta madrugada, una de esas muchas comparaciones entre jugadores y épocas ha vuelto a salir a la primera plana.

Stephen Curry, volvió a ser uno de los grandes protagonistas al sumar 28 puntos, siendo sus promedios este curso de 28.4 puntos, 5.3 rebotes y 5.2 asistencias, con un acierto del 43.5% en triples.

Pese a ser una de las grandes estrellas de la liga, su compañero Andre Iguodala ha declarado que el dos veces MVP no es todo lo valorado que debería y que, en su opinión, es el segundo mejor base de toda la historia de la NBA.

«Es el segundo mejor base de la historia. Tan solo Magic Johnson está por encima. No recibe el respeto que merece y creo que nunca lo recibirá. Pero cuando te sientas a hablar y tengas una conversación seria, ahí es donde no faltarán los argumentos para considerarlo el segundo mejor playmaker de todos los tiempos», sentenció el MVP de las Finales de 2015.
Unas declaraciones que han sido ratificadas por otros miembros de la plantilla de los vigentes campeones. Draymond Green, entre ellos, ha apoyado su compañero y también es de la opinión de que el seno de la NBA no es realmente consciente del gran impacto de Curry.

«Mark Jackson dijo que Curry estaba arruinando el deporte. Fui a ver varios partidos del instituto y entonces comprendí esas palabras. No es que se estuviera cargando el baloncesto, es que ahora mucha gente piensa que puede hacer lo que Curry hace y eso es casi imposible», afirmó uno de los mejores defensores de la liga.

Por su parte, el principal implicado del asunto quiso tomarse el mismo con humor y quitar hierro al debate.

«Me dice [Iguodala] los mismo todas la mañanas cuando me despierto a través de un mensaje de texto. Parece que aun tengo trabajo por delante para convertirme en el número 1«