Una contundente victoria por 32 puntos en el partido inaugural ante Clínicas Rincón mostró ya las armas con las que Quesos Cerrato Palencia intentará en esta temporada refrendar y mejorar los éxitos logrados durante el año pasado.

 

Sin Andorra en la liga, no es otro el objetivo para los hombres de Natxo Lezkano que no sea el ascenso deportivo a la Liga ACB. Para esto, el conjunto palenciano ha conjuntado a uno de los mejores juegos interiores de liga (con una pareja de pívots Otegui-Arteaga de lo mejorcito de la liga), dos bases titulares para controlar el ritmo de juego y un exterior plagado de francotiradores dispuestos a disparar. En definitiva, un equipo complementario, veterano y con una versatilidad muy importante donde cualquiera puede anotar, lo que añadido a su presumible dominio interior les hará estar salvo lesiones muy arriba

El partido de hoy será su piedra de toque tras un buen inicio, sin embargo, las bajas de Cortaberría y Roma Bas (unido al corte de Gabe Rogers), les deja con un juego exterior compuesto únicamente por tres jugadores, nuestro ex Rafa Huertas, Guillermo Justo y Quinn McDowell, un factor que Ourense deberá aprovechar para intentar ganar el partido. Otra de las claves será sin duda para nuestro equipo frenar el poderío interior de Palencia como ha hecho en los dos encuentros anteriores. Ahí, Deividas Busma, Ben Allison, Chase Fieler y Guillermo Rejón volverán a tener una prueba de fuego similar a la sufrida en Melilla, pues la veteranía de Otegui, la altura de Hampl, la fuerza de Arteaga y la capacidad de abrir el campo de Roger Fornas serán algunos de los factores que Palencia utilizará para intentar romper el partido. La dureza, volverá, por tanto a ser clave para nuestro devenir en el partido. 

 

Analizamos al equipo según sus posiciones: 

 

Bases 

Dos jugadores acostumbrados a ser titulares y referencia en sus equipos comparten la dirección de Quesos Cerrato Palencia. Así, el ex breoganista Dani Rodríguez aporta dinamismo y velocidad al juego palentino, mientras  el con éxito reconvertido a base Xavi Forcada dota al juego de pausa y aporta pase y defensa al nivel élite de la liga. 

Escoltas

Quinn McDowell y Rafa Huertas no formaban inicialmente parte de la plantilla de Palencia, sin embargo, el corte de Gabe Rogers y la lesión de Roma Bas les ha permitido asentarse en el conjunto castellano-leonés. Así, McDowell es un excelente lanzador con una buena capacidad para el rebote y nuestro ex Rafa Huertas aporta garra, defensa y dinamismo. 

Aleros

Con la duda en la participación de Jon Cortaberría (excelente defensor con años de experiencia ACB), el francotirador Guillermo Justo se queda como el único tres en la plantilla, posición a la que se adaptará McDowell si es necesario. Desatascador, Justo viene de promediar más de 14 puntos el año pasado en LEB Plata. 

Ala-pívots

Urko Otegui es veteranía, brega y pelea como el que más. Aporta ese plus de experiencia y saber estar necesario en todo equipo que quiere aspirar a estar arriba. Roger Fornas aporta tiro exterior y puntos en minutos reducidos, una garantía para todo equipo.

Pívots

Procedente de Manresa donde jugó los últimos dos años, Oliver Arteaga pasa por ser uno de esos pívots “nivel ACB” que aún quedan en la liga. Referencia al poste, calidad y rebotes son sus señas de identidad. Junto a él, el “techo” Tomas Hampl, un jugador según Gonzalo García de Vitoria, “titular en el resto de equipos de la liga”. 

En definitiva, un bloque sobrio y con aspiraciones, al que el COB debe jugar a un alto nivel para poder competir hasta el final.

 

Previa Gonzalo García y Guillermo Rejón