Este fin de semana el Club Voleibol San Martiño tuvo varios encuentros de sus equipos que comenzó con el equipo cadete de Tercera División en su estreno en la liga.
A la mañana jugaron el equipo cadete de segunda división y el equipo cadete que se estrena en tercera división. Ambos se enfrentaron contra equipo del club korbis. El primero en jugar fue el equipo cadete de tercera divison, al ser un equipo joven y que poco a poco va adquiriendo experiencia su andar en esta liga estuvo lleno de nervios donde no estuvieron muy acertados esto llevó aún encuentro con muchos errores donde el equipo del club no encontraba el buen juego. Finalmente el encuentro se perdió por 0-3. El otro equipo cadete somos voley tuvo un mañana inicio en el encuentro esto lo llevó de lastre durante todo el encuentro y no encontró su juego perdiendo finalmente el encuentro por 0-3.
A la tarde se jugaron los tres encuentros restantes. Comenzando por el equipo infantil que tuvo mucha garra durante el encuentro pero no fue lo suficientemente para que las más pequeñas pudieran llevarse el encuentro  muy igualado donde se tuvo que decidir  en el quinto set perdiendo por 2-3.
Más desastroso fue el equipo senior Dompa Voley que llevaba una buena progresión hasta el momento faltando poco para que llegará la victoria pero en este encuentro que se enfrentaba al equipo coruñés del Zalaeta llegaron los fantasmas del principio de temporada donde hubo muchos errores y el equipo ourensano no encontraba el juego para plantarle cara a su rival perdiendo el encuentro por 0-3.
El último encuentro del fin de semana fue para las juveniles que se enfrentaron al equipo coruñés de Zalaeta. El partido comenzó duro donde ambos equipos se tenían respeto.  Las ourensanas perdieron el primer set pero luego supieron como jugarle al equipo coruñés pocos poco fueron ganadole terreno con buen juego imponiendose por un 3-1.
Finalmente el fin de semana lleno de voleibol autonómico en Ourense pero donde a los equipos ourensanas les queda mucho trabajo por delante ahora les tocó hacer balance y seguir mejorando. Por un lado el equipo juvenil va encontrando su juego ahora queda que los demás lo encuentren.