Unos días después del inicio liguero, Club Ourense Baloncesto ya cuenta con el deseado jugador interior del que tanto se había hablado en las últimas semanas que hacía falta para completar la plantilla. Danny Agbelese. Llega a Ourense después de cuajar una gran temporada en la LEB Plata donde sus acciones y números no han pasado desapercibidos.

El pívot nigeriano de 2’05 metros llega al Pazo con la fama de ser un jugador espectacular y capaz de aportar mucho en las dos zonas. El año pasado en Guadalajara fue el máximo taponador y el máximo reboteador de la LEB Plata. Sus números, 9’9 puntos, 8’4 rebotes, 2’3 tapones y 15’1 de valoración de media en 38 encuentros en el equipo alcarreño, demuestran que puede ser un jugador importante en esta LEB Oro y aportar mucho a un COB que, a priori, irá creciendo a medida que avancen las jornadas.

Jugador con un físico imponente, gran capacidad de salto, buenas dotes defensivas y de intimidación, con buena lectura de juego y buena selección de tiro; Agbelese ha dejado muestras en Guadalajara de que la LEB Plata se le quedaba pequeña y le sirvió para llamar la atención de equipos ACB como UCAM Murcia o Zaragoza. Considerado el nuevo Slaughter, el nigeriano ha jugado también en Irán y Uruguay después de su etapa universitaria y ahora llega a la LEB Oro para demostrar que tiene hueco en una liga superior.