El arrollador inicio protagonizado por un Fran Guerra que allanó el camino desde la pintura para que Dimitry Flis coronara una gran noche con 25 tantos de valoración (25p - 11 rb).

Un gran Ourense Provincia Termal asalta el Pumarín (70-74)

 

Llegaba el Unión Financiera Oviedo imbatido como local en Pumarín y con la clasificación para la final de la Copa Princesa conseguida tras ganar nueve de sus diez últimos encuentros ligueros, pero ayer todo ello fue insuficiente. El Ourense Provincia Termal de las grandes ocasiones reapareció, y partiendo desde su extraordinaria defensa, derribó el fortín ovetense. Tampoco faltaron los destellos en ataque, donde el liderazgo de Christian Díaz y la omnipresencia de Dmitry Flis (21 puntos y 11 rebotes) fueron claves para el triunfo. Estuvieron más grises de lo habitual Mitrovic y Kapelan, pero cuando la presión apretaba, aparecieron como de costumbre. El Ourense Provincia Termal suma la undécima victoria y sigue opositando a ser el equipo revelación este curso.

 

Arrollador parcial inicial de un Ourense Provincia Termal liderado por Fran Guerra desde la pintura (2-9). No tardó en reencontrarse con su juego el Unión Financiera Oviedo gracias a un 2+1 de Edu Hernández-Sonseca clave a la hora de firmar un parcial de 7-0 pero de nuevo los gallegos, más acertados de cara al aro, fueron capaces de controlar el choque al final del primer acto (13-19).

Tras el primer entreacto los jugadores de Carles Marco protagonizaron sus mejores minutos del partido inspirados por el acierto anotador de Jesperson desde el perímetro y la calidad de Hernández-Sonseca en la pintura (27-22) pero el acierto de Dimitry Flis y el trabajo de Devin Wright fueron más que suficientes para que los ourensanos remontaran el partido al borde del descanso (31-34).

 

Con el partido sumamente igualado el choque se convirtió en una auténtica batalla interior tras el paso por vestuarios donde el buen hacer de Edu Hernández-Sonseca colocaba de nuevo a los de casa por delante antes de sufrir un nuevo deja vu ante el acierto del juego interior ourensano (45-50).

Así se llegó a un último periodo en el que los locales vieron como el encuentro comenzaba a ponerse cuesta arriba con el paso de los minutos cuando su rival se colocaba hasta 8 puntos arriba. Unión Financiera no bajó los brazos pero el acierto visitante con mención de honor para Devin Wright desde el 4,60 terminó por cerrar una victoria que rompía con la imbatibilidad de Pumarín. Gonzalo García lo volvía a hacer venciendo por segunda ocasión en un auténtico fortín (70-74).

 

Comentarios