Trabajado triunfo del Ourense Provincia Termal en Cáceres (65-71)

 

Cáceres Patrimonio de la Humanidad (65): Corrales (8), Rakocevic (19), Toledo (2), Sergio Pérez (9), Marcius (15) –cinco inicial- Fuller (2), Riauka (2) y Kavas (8).

Ourense Provincia Termal (71): Christian Díaz (20), Mitrovic (4), Jukic (-), Flis (6), Guerra (19) –cinco inicial- Martín Rodríguez (-), Kapelan (17), Hittle (5), Tomás Fernández (-) y Wright (-).

Parciales: 13-22, 11-13, 24-15, 17-21.

Árbitros: Quintas Álvarez y Areste Giralt. Eliminaron por faltas a Kyle Hittle (Ourense).

Incidencias: encuentro disputado en el Multiusos “Ciudad de Cáceres” y correspondiente a la 31a jornada de la liga LEB Oro.

 

El inicio de partido no fue fácil para el Ourense Provincia Termal, que erraba en los tiros mientras veía como Rakocevic y Sergio Pérez Anagnostou acertaban desde el exterior (10-5, min. 5). El conjunto ourensano marcaba un ritmo bajo pero los tiros no entraban, y Cáceres, aprovechando los errores visitantes, sumaba de manera constante. Dos contraataques rápidos metieron al COB en el partido, y la entrada de Kapelan a pista acabó de cortar la racha de errores del equipo ourensano. Cinco puntos del escolta bosnio y cuatro de Fran Guerra llevaban al Ourense Provincia Termal a su máxima ventaja del encuentro, los nueve puntos de diferencia con los que terminaba el primer acto en Cáceres (13-22, min. 10).

 

La segunda falta de Marcius dejó sin referencia interior mediado el primer cuarto Cáceres y las ideas del equipo extremeño se apagaron, algo que aprovechó el COB para elevar la diferencia en el partido. Un palmeo de Hittle y dos triples de Kapelan llevaban a Ourense al +13, y solamente la labor bajo los tableros, rebañando segundas opciones y anotando de Kavas y Riauka, permitía seguir con vida a Cáceres. Mejoró la defensa del equipo local y volvió a atascarse el ataque ourensano, y poco a poco, desde la personal, Cáceres bajó de los diez puntos de desventaja. Díaz y Guerra conectaban finalmente y la diferencia se elevaba otra vez, llegando al descanso con el Ourense Provincia Termal once arriba en el marcador (24-35, min. 20).

 

Salió mejor de los vestuarios Cáceres y sumó sus tres primeros ataques por canastas. Un parcial de 7-0 que se alargaba hasta ser de 12-2 ponía al equipo de Ñete Bohigas a uno, haciendo de toda la diferencia vista en el primer tiempo una nimiedad en ese momento. Marcius, desaparecido por las faltas en el primer tiempo, dominaba el poste bajo ofensivo, y junto a él, Corrales, dominando en el juego de bloqueo directo y anotando los triples abiertos, se hacía también fundamental. No tardó mucho el conjunto cacereño en ponerse por delante (47-46, min. 27), y si no lo hizo antes fue porque en Ourense comenzaron a destacar Christian Díaz y Fran Guerra. El base canario reboteó, asistió y sumó canastas con adicional aprovechando cada contraataque para hacer daño. El pívot dominó en la zona y se batió en un gran duelo anotador con Marcius. Entre los dos, permitieron que el COB terminase el cuarto por delante, aguantando el chaparrón de Cáceres y dando la iniciativa nuevamente a nuestro equipo (48-50, min. 30).

 

Tres tiros libres anotados por Sergio Pérez Anagnostou colocaron por delante una vez más a Cáceres nada más empezar el último acto, si bien la aparición por primera vez de Flis haciendo daño en la zona ofensiva cobista devolvía la iniciativa al Ourense Provincia Termal. El partido parecía abocado a un final igualado, pero nada más lejos de la realidad. Christian Díaz y Guerra provocaban la cuarta falta de Marcius y Sergio Pérez, y sin ellos en pista, el parcial fue rápidamente de 1-9 favorable al COB. Corrió Díaz y sumó canasta y adicional. Anotó una canasta de pillo y Kapelan remató la racha con un triple esquinado a pase de Guerra (53-63, min. 35).

En los últimos minutos, Cáceres volvió a meter a sus titulares. Gonzalo optó por explotar al equipo que había remontado, y sin rotación en ninguno de sus dos interiores, mantuvo la ventaja en el electrónico. Intentó Rakocevic que Cáceres se acercase con dos buenas canastas, pero Hittle, con un triple abierto, sentenció. En el último minuto, el equipo extremeño se puso a ocho y con balón para anotar, pero Gonzalo García de Vitoria paró el partido, habló con los chicos e hizo morir el choque sin sobresaltos.

Ourense suma la decimoctava y se acerca mucho a los Playoff. Toca seguir remando y sin apenas tiempo para el descanso. Este próximo miércoles es ya cuando regresamos al Pazo Paco Paz, en horario nuevo (19.00 horas) y ante un rival entre los mejores de la liga como es Quesos Cerrato Palencia.