El Sala Ourense y el Pazos de Borbén empataron un partido cuyo resultado no beneficia a ninguno de los dos equipos, los locales se descuelgan de la lucha por la liga y los visitantes pierden el primer puesto.

Sala Ourense 1-1 Pazos de Borbén || Un empate que no vale a ninguno

 

Sala Ourense FS: Rubén; Alli, Raúl, Tizón, Diego—cinco inicial—También jugaron Guerra, Araujo, Higua, Fente.

Pazos de Borbén: Esteban; Jonatan, Eloy, Luis, Breixo—cinco inicial—También jugaron: Jonathan, Miguel , Borja

Goles. 1-0 minuto 28, Guerra; 1-1 minuto 30 Luis.

Incidencias: partido correspondiente a la Jornada 22 de la Tercera División Nacional – Grupo 1, disputado en el Pabellón de Os Remedios. Antes del partido hicieron su presentación las categorías inferiores del club ourensán.

 

El partido fue duro, disputado, intenso y muy igualado. Empezó con el guión previsto el Pazos con presión en tres cuartos de campo y el Ourense con defensas alternativas. Los dos equipos utilizando sus armas creaban peligro en la puerta rival, los ourensanos intentando imponer su calidad para controlar el balón y el partido, y los pontevedreses intentando jugar con transiciones rápidas, que es donde mejor se desenvuelven. El duelo estaba tan igualado que se llegó al descanso con 0-0 en el marcador.

En la segunda parte el Sala Ourense salió mejor que su rival, apretó los dientes, y aunque los visitantes disfrutaron de alguna ocasión, el mayor número de ellas y más claras fueron de los ourensanos que perdonaron en exceso en esta fase de partido. Si acertó con la portería Guerra con un disparo de volea en el minuto 28 de partido, un buen gol que hacía justicia a lo visto hasta ese momento; pero en estos partidos los pequeños despistes se pagan caros y mientras los locales se quedan protestando una falta a los árbitros, los visitantes ponen el balón en juego muy rápido y marcan solos delante de Rubén el gol del empate en el minuto 30. Un error que pagaron muy caro.

A partir de ahí los locales cargados de faltas, y desquiciados con el arbitraje lo siguieron intentando, con más corazón que cabeza.Llegaron los dos últimos minutos con todo muy igualado, Rubén con una gran parada desbarata un doblepenalti del Pazos, parecía que ningún equipo quería arriesgar sabiendo que el empate les valía para muy poco. El riesgo final lo asumió Kike García sacando juego de cinco, pero el marcador ya no se movería.

 

La próxima semana el Sala Ourense descansa, vuelve a jugar dentro de quince días, el 1 de abril, contra el Coruxo en Vigo.

DP Sala Ourense