Ourense Envialia 1-1 Poio Pescamar || Reparto de puntos en un emocionante derbi

 

Ourense Envialia: Vane; Marta, Sara Moreno, Chiqui y Luci (quinteto inicial). También jugaron, Rosángela, Espi, Bea Seijas y Antía.

Poio Pescamar: Silvia; Charo, Jenny, Ale de Paz y Jessy (quinteto inicial). También jugaron, Ceci, Patri Corral, Cárol y Suki.

Goles:

1-0, min. 10 Luci

1-1, min. 12 Ale de Paz (penalti)

Árbitros: Corral Martínez y García Gómez del colegio de Lugo. Amonestaron con cartulina amarilla a Jenny y Ale de Paz en el Poio Pescamar y a Espi, Sara Moreno y Rosángela en el Ourense Envialia.

Incidencias: Pabellón Los Remedios. Unos 300 espectadores.

 

De inicio el Poio Pescamar optaba por situar una fuerte presión en tres cuartos de cancha a la salida del balón ourensana, que le reportaba unos primeros acercamientos de peligro sobre la portería de Vane. Poco a poco y tras las primeras rotaciones, el Ourense ponía también cerco a la portería rival equilibrando el envite. Por momentos ambas escuadras se tornaban muy verticales con llegadas a ambas porterías.

En un balón en largo del Ourense, aprovechaba Luci para superar por alto de vaselina en el mano a mano a Silvia. Poco después igualaba el Poio Pescamar por mediación de un penalti anotado por Ale de Paz, tras mano dentro del área de Espi. Con la igualada las rojillas parecían hacerse con la manija del partido y ponían una y otra vez a prueba a Vane bajo palos que se esforzaba en repeler los remates de Ale de Paz y de Ceci, entre otras. En el tramo final el Ourense optaba por subir la línea de presión con el fin de enjugar el dominio rojillo. De esta forma se llegaba al descanso con un partido muy igualado y todo por decidir en el segundo acto.

  

En la reanudación, se mantenía el equilibrio en el juego con ocasiones claras para unas y otras que se encargaban de malograr ambas cancerberas con su buen hacer bajo palos. La intensidad de ambas escuadras hacía que el Poio se cargara de forma temprana con cinco faltas, ante un Ourense Envialia que con el paso de los minutos se hacía con la manija del juego, pero se topaba una y otra vez con el buen hacer bajo palos de Silvia.

A menos de ocho minutos para la conclusión, Sara Moreno enviaba un doble penalti al palo. Se llegaba al tramo final con todo por decidir y el partido por momentos convertido en un auténtico correcalles con ocasiones claras que ninguna de las dos escuadras aprovechaba para tomar las riendas del marcador. El partido concluía sin más goles, después de un derbi gallego competido protagonizado por el rendimiento de Silvia y Vane.

 

José Carlos Martín “Chipi” entrenador del Ourense Envialia resumía el desarrollo del partido que “todos los puntos que nos dejemos en casa no serán resultados positivos para nosotros; en la primera parte empezamos bien y conseguimos el gol, pero rápidamente nos igualara, a partir del empate el Poio estuvo mejor. En la segunda parte, hemos sido más agresivas, hemos sido más protagonistas y hemos llegado más, pero la buena actuación de las dos metas no ha permitido que la victoria cayera de ningún lado”, por eso lamentaba que “hoy hemos perdido una posibilidad oportunidad de recortar distancias con los de arriba si de aquí a final de temporada queremos mejorar alguna posición en la tabla, no debemos dejar escapar los partidos de casa”.