No pudo ser!!! El Ourense Provincia Termal cayó con orgullo y dándolo todo en el cuarto partido de la primera serie del Playoff (66-74) ante el Unión Financiera Oviedo. Los ovetense se sobrepusieron al triunfo ourensano en tierras asturianas y logró la clasificación para la siguiente ronda.

COB 66-74 Oviedo || Digno final a una temporada sobresaliente

 

El equipo de Carles Marco llegó a irse en el electrónico de hasta 15 puntos, pero el empuje y la garra cobista, con un gran Martín en pista, y liderados por Kapelan le dieron la vuelta al marcador mediado el último cuarto (61-58). En los últimos minutos, y con los árbitros como protagonistas inoportunos favoreciendo a los asturianos en la toma de decisiones, el partido acabó cayendo de lado ovetense al estar más acertado, sobretodo desde la línea de 4,60, toda una cruz para los cobistas durante toda la temporada.

Al final … lágrimas. Lágrimas que demuestran implicación con el equipo, con el cuerpo técnico, con un proyecto, con una afición, con una ciudad. Lágrimas respondidas con gritos de aliento y aplausos por una afición que sabe que el equipo se ha vaciado, que lo ha dado todo e una temporada espectacular de los hombres de Gonzalo Gª de Vitoria, sobrepasando las expectativas de permanencia y clasificándose para los playoff. Ahora empieza el verdadero partido, por desgracia ya habitual en la últimas temporadas, el de los despachos. Aún con la incógnita de saber si a 30 de junio habrá o no equipo, la pelota vuelve a estar en el tejado de sus dueños, Concello de Ourense y Diputación de Ourense, y de por supuesto de toda una ciudad que debería ser el principal valor activo de un club que se merece mucho más apoyo del que recibe.

 

Ourense Provincia Termal (66): Christian Díaz (3), Mitrovic (3), Jukic (-), Flis (17), Guerra (10) –cinco inicial- Martín Rodríguez (2), Kapelan (18), Hittle (4), Tomás Fernández (-), Wright (9), Arriaga (-) y Bob Van Zijverden (-).

Unión F.B. Oviedo (74): Dani Pérez (10), Manu Rodríguez (4), Löfberg (10), Barro (2), Sonseca (9) –cinco inicial- Santana (6), Sans (-), Víctor Pérez (16), Jesperson (13) y Dos Anjos (4).

Parciales: 13-14, 16-23, 17-18, 20-19.

Árbitros: De Lucas de Lucas y Pinela García. Eliminaron por faltas personales a Dani Pérez (Oviedo).

Incidencias: cuarto partido de la primera ronda de Playoff de la liga LEB Oro disputado en el Pazo Paco Paz ante 3.200 espectadores. Se entregaron regalos firmados a la Asociación AFFOU y al grupo de voluntarios Peludos Ourense.

 

 

El Ourense Provincia Termal quién comenzó mejor, con unos Flis y Mitrovic especialmente entonados en ataque y una defensa, férrea y física, que frenaba cualquier intento de anotación ovetense (6-2, min. 4). El COB dominaba el rebote de ataque, al menos, hasta que Jukic y Mitrovic cometieron su segunda falta. Ahí, el COB se volvió errático y un parcial de 0-8 obligó a Gonzalo Ga de Vitoria a pedir tiempo muerto y parar el partido. Tras el parón, entró Devin Wright, y con fuerza y valentía en la zona, lideró la igualada del Ourense Provincia Termal, que terminaba el primer acto tan solo uno abajo (13-14, min. 10).

 

Volvió a sumar Wright rápidamente en el segundo acto, pero Dos Anjos, dominante en la zona, y Jesperson, acertado en la media distancia, no tardaron en voltear nuevamente el partido. Un triple de Víctor Pérez y otra canasta para los de Marco llevaron rápidamente a Gonzalo Ga de Vitoria a parar el partido, pues Oviedo se marchaba y los tintes no eran buenos (15-27, min. 15). Al COB le faltaba fluidez, y así fue hasta que volvió a aparecer Dmitry Flis. Con buenas acciones individuales, el ruso mantuvo al COB en partido, y tan solo el acierto de Víctor Pérez por los visitantes hizo que la diferencia tardase en bajar de los diez puntos. La tercera falta personal de Christian Díaz metió en pista a Martín Rodríguez, y con el canterano en pista, Ourense comenzó a defender mejor y sacar más provecho de sus interiores en ataque. Al descanso, la desventaja era de ocho puntos, con el COB metido nuevamente en partido (29-37, min. 20).

 

Un triple de Jesperson nada más empezar el tercer acto pronto hizo volver a las mentes cobistas los peores presagios, pero nada más lejos de la realidad. El conjunto ourensano siguió siendo agresivo, y pronto Flis y, sobre todo, Fran Guerra, comenzaron a lanzar tiros libres. Desde el 4.60, el Ourense Provincia Termal sobrevivió. Un triple de Kapelan redujo la diferencia a seis, pero Sonseca, Santana y Jesperson prono lideraron un parcial de 0-9 que hizo temer al COB por el partido (38-53, min. 26). Con fuerza, garra y tesón el COB logró robos, rebotes de ataque y sumó en la canasta contraria poco a poco. Al final de cuarto, como se dice en el argot ciclista, el conjunto de Gonzalo García de Vitoria, aguantaba con la goma.

 

Un triple nada más comenzar el último cuarto de Víctor Pérez elevó la diferencia visitante a doce puntos, si bien Kapelan no se conformó y con hasta once puntos consecutivos sin fallo colocó al Ourense Provincia Termal a tan solo un punto en el marcador. Cuatro veces seguidas, la pizarra del COB repitió un mismo sistema y las cuatro veces con éxito. Esa misma jugada se esperó la defensa oviedista en las dos siguientes acciones y, en cambio, Ourense volvió a engañar. Fran Guerra encontró bajo el aro a Martín Rodríguez y Kyle Hittle completamente solos para anotar y ninguno erró. El COB había dado la vuelta al partido y la pinta del mismo era excelente (61-58, min. 35).

Quedaban cinco minutos para el final y, sin dudarlo, Carles Marco recurrió a la veteranía de Dani Pérez y Sonseca para frenar el vendaval ourensano. Funcionó. Un dos más uno del pívot igualó el encuentro, y una buena canasta del base volvió a poner a Oviedo por encima en el marcador. Con dos minutos en el reloj, el partido estaba igualado. Ahí decidieron los tiros libres. Oviedo consiguió ir a la línea con facilidad (faltas cobistas en contraataques o luchando por rebotes) y no falló. El ataque cobista, en cambio, no tuvo suerte ni acierto. El COB lo intentó hasta el final pero fue imposible (66-74, final).

 

Se despide el Club Ourense Baloncesto de una gran temporada con unos playoff como premio, con un gran primer partido en Oviedo, con el mal sabor de boca del tercer partido y con un cuarto encuentro lleno de raza y orgullo, pero con la tristeza de poder brindar a su afición una victoria en casa en los playoff. Una afición que despidió a los suyos en pie entre aplausos y lágrimas en los ojos … En junio nuevo capítulo.